Say, I hate you, we break up, you call me, I love you.

miércoles, 19 de septiembre de 2012



Quédate más tiempo, que todavía nos queda por jugar a inventar nuevos horizontes.

Solo una hora más, que muy pronto se esconderá el sol y no quedará más luz que tu mirada y tu sonrisa.

Y si el tiempo es un cúmulo de mariposas libres en el aire, por favor, sólo te pido, que antes de marcharte me mires de esa forma que me encanta... aunque solo sea por una milésima de segundo, pero que me baste con saber que es esa mirada con la que quiero despertarme el resto de mis días.

Antes de irte abrázame, y dime algo, pero en voz tan baja que no pueda oírte, dime por favor no me dejes nunca más, porque cuando no estás me falta un pedazo de mí mismo, y no tengo ningún sitio adonde ir, donde no me falte el aire.

Y una vez llegada la hora, cierra los ojos con mi imagen en tu mente y corre hacia ese lugar donde tampoco podrás olvidar mis caricias, donde estaré contigo en cada tiempo que sea, cuando quieras, cuando me imagines... me verás allí, aunque no sea real, pero espero que me esperes. Que esperes a que llegue mi hora para volver a verte, en eso que tú llamas paraíso. Espérame los años que me quedan de vida, que cuando me toque mi hora correré a buscarte y no te soltaré nunca, en la eternidad, y sólo entonces verás la sinceridad que tenían mis ''para siempre''.

No hay comentarios:

Publicar un comentario